Diagnóstico de la Actividad Turístico Recreativa Realizada en el Santuario Nacional de Ampay

6. RECOMENDACIONES.

Como resultado de este trabajo se busca aportar algunos caminos de solución a los problemas observados actualmente en el uso turístico del Santuario Nacional de Ampay y preveer condiciones de manejo necesarias para su uso turístico futuro.

Si se plantea a mediano y largo plazo ofrecer el Santuario al turismo nacional e internacional, es importante orientar las actividades recreativas desarrolladas por los visitantes locales hacia un uso sostenible y semejante al demandado por el turista que busca un ambiente natural, poco alterado por elementos culturales no tradicionales y diversidad de flora y fauna. Como se ha podido observar las expectativas de los visitantes locales en muchos casos coinciden con esta demanda y es manifiesto el interés por comprender la dinámica de los elementos bióticos y abióticos de los ecosistemas presentes en el Santuario.

La primera labor de quienes asuman la responsabilidad de introducir en mayor escala el turismo en esta área, es difundir este interés entre la población local y generar una actitud de respeto sobre el área que será visitada. Este respeto deberá ser ganado a través del conocimiento de la dinámica de los ecosistemas presentes en el Santuario y del reconocimiento de la interacción del hombre con estos. El Santuario deberá ser también un ejemplo de armonía entre la cultura y la naturaleza para los visitantes locales y a la vez significará una exigencia de conservación.

Para generar este cambio en la población joven es necesario coordinar simultáneamente dos acciones:

Campaña de difusión del Santuario como un espacio de conservación.Se debe aprovechar espacios locales de radio y televisión, de audiencia juvenil para difundir entrevistas y videos de muy corta duración que muestren al Santuario como un área de estudio y conservación, que ilustren la necesidad de un cambio de actitud sobre el actual uso que le dan los visitantes locales a esta área protegida. Para obtener mayor audiencia y acogida entre los jóvenes, es conveniente que las entrevistas sean dirigidas por jóvenes de los últimos años de educación secundaria.

Cursos de capacitación para profesores de los centros educativos de Tamburco y Abancay como interpretadores ambientales para dirigir visitas en el Santuario Nacional de Ampay.Se debe capacitar por lo menos a un profesor de cada centro educativo, en temas relacionados a la ecología y en dirigir grupos de estudiantes de su plantel hacia el Santuario Nacional de Ampay. Estos cursos darán al docente las herramientas para interpretar la dinámica del paisaje del Santuario y la interacción de sus elementos, haciendo énfasis en el rol y la responsabilidad del hombre como transformador del entorno. En estos cursos se deberá alcanzar a los participantes información sobre las características del área protegida desarrollada en investigaciones anteriores. Los resultados de estos cursos deben ser monitoreados y evaluar la versatilidad del docente para explicar los fenómenos observados a sus alumnos.

Otras acciones que deben implementarse son:

Introducir un cobro mínimo por el derecho de ingreso al Santuario Nacional de Ampay.Los visitantes deben valorar económicamente el uso que dan al Santuario y ser conscientes de que con este aporte colaboran también con la conservación del área. La institución responsable de efectuar este cobro es el INRENA.

Orientar los intereses por practicar deporte en el Santuario hacia deportes asociados con el ecoturismo.

Gran parte de los visitantes practican fútbol y vóley dentro del Santuario en las zonas aledañas a los principales atractivos. Este interés por los deportes dentro de esta área puede orientarse a la práctica de caminatas, andinismo y escalada en roca. Para esto es necesario promover estos deportes por los medios de comunicación locales y convocar a clubes deportivos en los que se capacite a los participantes para su práctica. En este punto podrá solicitarse la colaboración del Instituto de Montaña.

Otro deporte que puede promoverse es el ciclismo de montaña, pero su práctica no se deberá realizar dentro del mismo Santuario Nacional de Ampay. Una mayor diversidad de deportes creará mayores opciones a los jóvenes para el uso del tiempo libre y permitirá repartir la carga de las visitas al Santuario en diferentes áreas.

Proponer a empresarios locales la creación de un área recreativa que satisfaga algunas expectativas de esparcimiento de los visitantes del Santuario.

Según los resultados de esta investigación muchos jóvenes de Abancay y Tamburco visitan el Santuario para desarrollar actividades que no coinciden con los objetivos para los que fue creada esta área protegida. Actividades como la práctica de fútbol y vóley, tomar bebidas alcohólicas, realizar fiestas, escuchar música y hacer parejas son consideradas por muchos los motivos de las visitas. Estos hechos pueden ser considerados también como una demanda que debe ser aprovechada por un empresario local. La creación de un centro recreativo, amplio, al aire libre, alejado de la ciudad, sin una infraestructura importante (sólo con servicios básicos), al que acudan los jóvenes con la posibilidad de acampar, escuchar música y hacer vida social, con espacio para practicar fútbol y vóley, significaría un negocio rentable, considerando el poder de gasto de los jóvenes locales. El desarrollo de esta propuesta apoyaría fuertemente a reducir el impacto negativo de los visitantes locales del Santuario.

Implementación del Centro de Interpretación

La organización e implementación del centro de interpretación permitirá a los visitantes del Santuario Nacional de Ampay comprender con mayor facilidad las características del área que recorrerán. Este centro podrá trabajar también con los problemas del medio ambiente que se presenten en el Santuario y en lugares cercanos a él.

Control de Ingreso de Visitantes

Para mejorar el control del ingreso de visitantes al Santuario Nacional de Ampay y poder realizar un análisis sobre la evolución del ingreso es conveniente agregar al Libro de Registro de Ingresos dado por INRENA información sobre edad , sexo, motivo de la visita al Santuario y hora de ingreso y salida.

Los datos que son considerados actualmente por el Libro de Registro de Ingreso son número de visitantes, nombres y apellidos, documento de identidad, motivo de viaje (que se entiende como motivo por el cual el visitante se encuentra en Abancay y no el motivo del ingreso al Santuario), institución o empresa de la cual procede el visitante, fecha de ingreso, fecha de salida, firma y observaciones.

Será conveniente adecuar la zona de ingreso al Santuario de tal manera, que cruzar el área de la Estación Ecológica determine una parada en el recorrido. Una portada rústica con un lugar donde sentarse para llenar el libro de ingreso, tendría un efecto positivo en el control del ingreso. Una idea interesante aportada por el señor José Alayo, trabajador de IDMA, es instalar un botellón de agua con surtidor para el consumo de los visitantes que entren y salgan del Santuario, este sencillo servicio detendrá a los visitantes el tiempo suficiente para registrarlos y darles personalmente recomendaciones sobre el comportamiento apropiado dentro del área del Santuario.

Para llevar el control de ingreso en el libro de registro puede solicitarse el apoyo de escolares voluntarios, integrantes de los clubes ecológicos. Ellos pueden controlar el efectivo llenado de los datos y recomendar a sus compañeros las conductas adecuadas dentro del área protegida.

Control del flujo de visitantes dentro del SantuarioSegún lo observado, actualmente la afluencia normal diaria de visitantes al Santuario no es lo suficientemente grande para necesitar abrir otras rutas de ingreso.

Aunque la ruta más usada, la de la Estación Ecológica, recibe el 83% del total de visitantes, el proponer el uso de otros caminos para aliviar la presión sobre el camino principal generaría más inconvenientes que beneficios. Si se considera que toda la extensión del Santuario cuenta con sólo cuatro guardaparques (dos de INRENA y dos de IDMA) resulta muy difícil controlar toda la ruta de visita. Difundir nuevos caminos sería multiplicar los esfuerzos de control sin aumentar el número de guardaparques.

Será recomendable promover el uso de nuevas rutas cuando se observe un cambio de actitud en los visitantes como consecuencia de las acciones propuestas.

Sobre el flujo de visitantes debe también tomarse en cuenta las actividades realizadas por algunos centros educativos de Abancay y Tamburco. Estos colegios suelen dirigir visitas masivas al Santuario Nacional de Ampay en fechas significativas con el fin de promover valores relacionados al cuidado de la naturaleza. Contrariamente a lo esperado, los responsables de estos encuentros producen un fuerte impacto negativo sobre los ecosistemas presentes en el área protegida, superando ampliamente los límites de capacidad de carga de la zona. Deben evitarse este tipo de concentraciones dentro del Santuario.

Entre las propuestas que no involucran directamente al Santuario Nacional de Ampay está el llevar un control de flujo turístico terrestre en toda la Sub-Región Apurimac para evaluar el incremento de arribos nacionales y extranjeros considerando el motivo del viaje.  Es importante capacitar a los responsables y empleados de restaurantes, hoteles y otros servicios asociados al turismo para mejorar la atención al turista.

Regresar al Diagnóstico sobre Actividad Turístico Recreativa