Diagnóstico de la Actividad Turístico Recreativa Realizada en el Santuario Nacional de Ampay

3. SANTUARIO NACIONAL DE AMPAY

El 23 de julio de 1987 por D.S. 042-87-AG, se declaró como Santuario Nacional de Ampay, un área de 3,635.5 has. al norte de la ciudad de Abancay. Esta área de dominio público se extiende sobre los terrenos de la ex-hacienda de Patibamba que comprende 1,081.25 has. de bosques naturales, 2,532.60 has. de pastos y roquedales y 12.45 has. de superficie de cuerpos de agua.

3.1.OBJETIVOS

El Santuario Nacional de Ampay, es un área natural destinada a proteger y conservar intangible el bosque natural de Intimpas (Podocarpus glomeratus), las asociaciones con la diversidad de especies de flora y fauna silvestre, así como las formaciones geológicas y atractivos paisajísticos de interés turístico y científico. Los objetivos principales del Santuario Nacional de Ampay son:

  • Proteger y conservar el bosque natural de Intimpas en asociaciones con especies propias de flora y fauna en estado silvestre.
  • Proteger y conservar los recursos suelo, agua, las formaciones geológicas y las bellezas escénicas y paisajísticas.
  • Promover la reforestación con especies nativas con el fin de restaurar las áreas de escasa vegetación.
  • Brindar facilidades al uso público como la investigación, turismo ecológico y recreacional, educación y cultura.
  • Promover acciones de interpretación y educación ambiental en todos los niveles de la sociedad involucrados.
3.2. UBICACIÓN

El Santuario Nacional de Ampay se encuentra ubicado al Sur del nevado Ampay, el mismo que forma parte de la cordillera de Vilcabamba y los Andes Sur-Orientales del Perú.

El Santuario pertenece al distrito de Tamburco, provincia de Abancay del departamento de Apurímac.

3.3. DESCRIPCIÓN BIOFÍSICA Y CULTURAL

3.3.1. GEOMORFOLOGÍA

La superficie del área del Santuario Nacional de Ampay, ha sido modelada principalmente por la actividad erosiva glaciar y en segundo lugar por la actividad fluvial. Las zonas altas de las microcuencas que forman el Santuario presentan evidencias del tallado del valle por el retroceso de las lenguas de hielo al finalizar la última glaciación. Los depósitos morrénicos y los valles en forma de "U" son rastros de este modelado. En las zonas medias de estas microcuencas, los valles se estrechan y se observa una predominancia del modelado fluvial creando un ambiente propicio para una mayor diversidad de especies vegetales.

Dentro del área del Santuario se reconocen una gran cantidad de pequeños valles colgados y llanuras originadas por depósitos lacustres. Muchas de las lagunas contienen agua sólo durante la temporada de lluvias y las principales reciben aportes subterráneos provenientes del glaciar. A pesar de los hielos del Ampay, no se observan grandes extensiones de bofedales en las llanuras más altas, a excepción de Pampa Guerreano en las alturas de la microcuenca de Paccha.

Las pendientes varían entre los 0º y 90º, encontrándose altos escarpes de roca y cataratas.

En las zonas bajas, el paisaje ha sido alterando rápidamente por huaycos y deslizamientos ocurridos en los años de 1954, 1956, 1975 y 1997, los que arrastraron tierras agrícolas y destruyeron viviendas campesinas.

3.3.2. HIDROGRAFÍA

La dinámica hidrológica del Ampay es uno de los más importantes agentes modificadores del relieve. En el gradiente altitudinal del macizo del Amapay existen cuatro microcuencas hidrográficas por donde drenan las aguas en forma de riachuelos formando cataratas y a veces lagunas como Angasccocha, Willcaccocha, Tornoccocha, Isossocha y Uspaccocha.

El comportamiento volumétrico de las aguas es estacional siendo el de mayor caudal correspondiente a los meses de enero a marzo. El casquete glacial contribuye actuando como regulador de las aguas subterráneas y aguas superficiales de deshielo, las que son de mucha importancia para el mantenimiento de la formación boscosa y el aprovechamiento humano.

3.3.3. GEOLOGÍA

El macizo de Ampay se formó con el levantamiento de los Andes durante el Terciario. Estructuralmente está constituido por rocas del Paleozoico Superior e Inferior y depósitos del Cuaternario.

Los terrenos paleozoicos del Ampay corresponden a los grupos Copacabana y Mito. El Grupo Copacabana está constituido por calizas gris azuladas a blanquecinas con intercalaciones en capas de menor espesor de lutitas, formando casi todo el tronco principal de la montaña. Los bancos de calizas de diferente grosor, que afloran en varios sitios del flanco Sur contienen abundantes restos fósiles de especies marinas como branquiópodos, corales, fusilinas, etc. En las lutitas negras se pueden encontrar restos de vegetales fosilizados como helechos y cortezas de árboles (Lepidodendron sp.). El grupo Mito está constituido por depósitos que sobreyacen al grupo Copacabana que aflora en las estribaciones del Ampay, observándose con mayor claridad en el sector de Sahuanay. El Grupo Mito está conformado por lutitas que se transforman en barro rojo por la acción de la lluvia.

3.3.4. SUELOS

El paisaje edáfico está caracterizado por los suelos pardo forestales entre los 2,900 a 3,450 msnm, originados por las lutitas negras con mantillos de 20 cm. de profundidad; estos suelos podzoles pardo grisáceos presentan buen drenaje. Los suelos del piso andino comprendidos entre los 3,700 msnm son suelos de horizonte oscuro, muy ricos en materia orgánica.

3.3.5. ZONAS DE VIDA

El sistema ecológico de Ampay está conformado por complejas interacciones con el medio físico.

Las diversas asociaciones de vegetación tienen características propias de temperatura, pluviosidad y humedad atmosférica. Para el Santuario Nacional de Ampay, se ha determinado diez zonas de vida: bosque muy húmedo montano bajo, bosque muy húmedo montano, bosque húmedo montano, sabana, pradera, estepa, puna, páramo, monte sub-alpino y tundra. A continuación se detallan cuatro de estas zonas de vida:

Bosque húmedo Montano Subtropical (bh-MS)

Entre los 2,800 a 3,800 msnm, presenta una biotemperatura media anual de 12.4 ºC y una precipitación anual de 1,119 mm; está dominado por la vegetación arbórea y arbustiva principalmente la Intimpa, Chuillur, Chachacomo, Tasta, Unca, Limalima, Ollanta y vegetación epífita.

Páramo muy húmedo Sub-alpino sub-tropical (pmh-SaS)

Ocupa el rango altitudinal de 3,900 a 4,500 msnm, con una biotemperatura media anual de 3.8ºC, y una precipitación pluvial de 850 mm./año, dominado por la vegetación esteparea o de pastos naturales, principalmente el ichu; escasa vegetación leñosa, generalmente pequeña.

Tundra pluvial Alpino Suptropical (tp-As)

Es la franja inmediatamente inferior al piso nival entre los 4,300 a 4,950 msnm, con una biotemperatura media anual de 3.2ºC, precipitación pluvial de 890 mm./año. La topografía es accidentada con afloramientos rocosos y presencia de peñascos. El paisaje está dominado por vegetación herbácea y plantas almohadillas como el "paco-paco", "tiella", "huarmi", "pachataya" y otros.

Nival Subtropical (Ns)

Está constituido por el casquete glaciar del nevado del Ampay, el cual se encuentra entre los 5000 y 5235 msnm. Presenta biotemperaturas por debajo de 1.5ºC y un promedio de precipitación pluvial de 600 mm./año.

Las masas de hielo actúan regulando el régimen hidrológico de los riachuelos, manantiales, lagunas y son las principales fuentes de suministros de aguas subterráneas para el desarrollo de la vegetación.

Utilizando la clasificación de Holdridge se pueden diferenciar los siguientes pisos ecológicos:

Piso Montano Bajo

Desde los 2,000 a 3,000 msnm, de clima cálido a templado seco, con biotemperatura promedio anual de 18ºC. La precipitación pluvial es de 102.42 mm./año, con una humedad relativa promedio anual de 69%. Está caracterizado por la escasa vegetación nativa debido al avance de terrenos de uso agrícola, desarrollo urbano y peri-urbano. Entre las especies vegetales más frecuentes tenemos: la "retama", "fauca", "chilca", "huaranhuay" y árboles cultivados como "pisonay", "aliso", "sauce" y árboles exóticos como el eucalipto, pino, etc.

Piso Montano

Ocupa el rango altitudinal de 3,000 a 3,750 msnm con biotemperatura media anual de 12 a 14ºC. y precipitación pluvial anual de 1,119 mm.; predomina la asociación vegetal arbórea "bolsón de bosque de Podocarpus", cuyos componentes más importantes son: "intima", "chuillur", "unca", "tasta", "chachacomo", "ollanta", "llamallama", "pucupucu", calasto, "pacra", "sachakera", "chimpuchimpu", "motemote", "huancaripa", "masuka", "huamankero", "maquimaqui" y gran variedad de fauna silvestre. Posee una extensión de 1,480 has. de bosque natural, del cual el rodal de Podocarpus glomeratus ocupa 597.88 has.

Piso Andino o Puna

Entre los 3,750 y los 4,500 msnm, con biotemperatura media anual de 3.2ºC., precipitación fluvial de 980 mm./año. Está caracterizado por fuertes peñascos y asociaciones vegetales típicamente herbáceas como "ichu", "paco-paco", "ticllayhuarmi", "pachataya", "surpuy", "huarmanripa", "pinccapincca", "quinsacuchu", "pillypilly", etc.

Durante la época lluviosa, se presentan abundantes nieblas, el suelo húmedo se cubre de pastos, dominando una extensión gramínea de 2,145.19 has.

Piso Nival

Se extiende desde los 4,700 a 5,235 msnm, con una biotemperatura media anual de 1.5ºC. y una precipitación pluvial de 600 mm./año El casquete glaciar abarca una extensión de 103.13 has. con un cinturón periglaciar en franco retroceso. Presenta una topografía abrupta.

3.3.6. FLORA

Las variadas condiciones climáticas entre los 2,900 y los 4,950 msnm han determinado las características para el desarrollo de una flora muy diversa que va desde la flora rupícula (líquenes de roquedales) hasta árboles de 12 m. de altura (Intimpa). La cobertura vegetal del Santuario está marcadamente separada en dos dominios, y entre estos existe una zona de transición denominada ecotónica. La zona superior está dominada por vegetación básicamente herbácea como Stipa, Festuca, Calamagrostis, Werneria, entre otras; la zona inferior está dominada por bosques naturales de composición forestal asociada con otras plantas arbustivas y sub-arbustivas como Podocarpus glomeratus "Intimpa", Bomarea ampayesana, Lupinus spp., "chuyllur" "unca", "chachacomo", "tasta", "huamankero", "wancartipa", "limalima", "noccay", "llamallama", "pucupucu", "kera", "ayac" "zapatillan", "ullpu" y otras. En el Ampay se han registrado 304 especímenes, de las cuales 29 especies son criptógamas, 3 especies gimnospermas, 51 especies de monocotiledóneas y 221 especies dicotiledóneas. Existen dos especies endémicas, Lupinus discercophorus "sullusullu" y Podocarpus glomeratus "Intimpa", ésta última en vías de extinción.

3.3.7. FAUNA

La fauna del Santuario Nacional de Ampay está representada por 12 especies de mamíferos, 100 especies de aves y 2 especies de reptiles.

Una especie de ave endémica, Synallaxis courseni y mamíferos como Hippocamelus antesiensis "Taruca" en peligro de extinción y Odocoileus virginianus "Venado", perseguido por cazadores furtivos se encuentran dentro del Santuario.

La fauna está comprendida por mamíferos como el "zorro", "puma", "poronqoe", "unchuchucu", "añas", etc. Entre las aves están el "gavilán", "perdiz", "pato", "qulla", "kalla" "loro", "kullku", "tuya", "tuko", "choseq", "kente", "pichinco", "kalayhua", "rana"; Además existe una numerosa fauna entomológica de interés científico. Algunas aves y mamíferos son utilizados en la alimentación humana, constituyendo una fuente de proteínas.

3.3.8. COMUNIDADES ALEDAÑAS

Las comunidades y/o asociaciones de pequeños productores agropecuarios aledañas al Santuario Nacional de Ampay son: A.P.A. Antabamba, A.P.A. K’erapata, C.C. Chupapata, A.P.A. Ccorhuani, A.P.A. Moyocorral, A.P.A. Umaccata, C.C. Huayllabamba y A.P.A. Maucacalle.

En general, las comunidades y asociaciones aledañas al Santuario Nacional de Ampay tienen una población mayoritaria que oscila entre los 18 y 50 años; el 70% cuenta con estudios de primaria y secundaria, existiendo una tasa de analfabetismo que bordea el 15 %.

Dentro de las enfermedades más comunes que se encuentran presentes en esta zona están las IRAs (infecto-contagiosas agudas) en más del 50%, EDAs (enfermedades diarreicas agudas) en un 20%, seguida por la hepatitis, acarosis, reumatismo y sarampión. Existe un 60% de mortalidad infantil.

Regresar al Diagnóstico sobre Actividad Turístico Recreativa