Diagnóstico y Plan Maestro del Santuario Nacional de Ampay

18. CARACTERISTICAS DE LA PROBLEMÁTICA

18.1 Historia de Desastres

Testimonios recogidos de pobladores, indican que en la década del 50 se produjo un desembalse de la laguna Ankasq´ocha, arrasando en su trayecto campos de cultivo y algunas viviendas de los sectores Sahuanay y Maucacalle, habiendo incluso puesto en riego parte de la ciudad de Abancay en el sector de la quebrada de los riachuelos Olivo y Ullpuhuayqo.

En la misma década, en los distritos de Abancay y Tamburco se presentan una serie de movimientos sísmicos, que los pobladores correlacionaron con el probable afloramiento o erupción de un volcán apagado, que según ellos era el Ampay. Estos movimientos alarmaron a la población en general y fueron motivo para realizar una serie de evaluaciones, que permitieron descartar la posibilidad de que el Ampay sea un volcán.

En la década del 70, las precipitaciones pluviales ocasionaron pequeños torrentes de agua provenientes de las faldas del Ampay, que se acumularon y llegaron a destruir campos de cultivo y provocaron la muerte de animales domésticos.

Como resultado de las actividades depredadoras de tala indiscriminada del bosque, y las consecuencias inexorables de una excesiva hidratación de los suelos, en febrero de 1997 se produjeron deslizamientos de tierra y lodo en los sectores de Ccocha y Pumaranra, que produjeron prácticamente la desaparición de dichos poblados. Los daños materiales y de vidas humanas fueron incalculables. El desastre dejó un solo sobreviviente.

18.2 Zonas Críticas del Santuario

El Santuario Nacional de Ampay al haber sido establecido legalmente el año 1987, contenía áreas críticas sometidas a la presión antrópica tales como:

  • La deforestación en la parte baja y media a consecuencia de la apertura de áreas boscosas para destinarlas a la agricultura.
  • La tala indiscriminada del bosque de Intimpas y otras especies arbóreas, para la obtención de madera y leña.
  • La zona de Paco-Paco y áreas aledañas a la laguna de Uspaq´ocha con una fuerte presión por las actividades agrícola y pecuaria.
  • La zona de Ñacchero uno de los bosques muy húmedos más representativos del Santuario, va disminuyendo paulatinamente a falta de un control más adecuado, donde se precisa la delimitación definitiva y el establecimiento de un puesto de control.
  • El sector de Chuyllurpata, en razón de ser el área de mayor influencia por los visitantes y contener una gran densidad de bosque de "Intimpas" por lo que requiere una señalización y el establecimiento de senderos fijos que eviten los múltiples senderos existentes que hacen peligrar el equilibrio del bosque natural.
18.3 Problemas Ecológicos

El mayor problema ecológico que se puede observar tanto a nivel del Santuario, como en las comunidades ubicadas en su alrededor es la deforestación, que ha provocado una serie de efectos erosivos que a la postre se han convertido en catástrofes de mayor envergadura, como el caso de los deslizamientos de Ccocha y Pumaranra, registrados a principios de 1997.

La contaminación de las aguas, es el segundo problema que afecta a gran parte de los pobladores; consecuencia de los deficientes servicios básicos, la falta de educación ambiental como por la negligencia de algunos pobladores.

Al interior del Santuario, como producto de inadecuados comportamientos humanos, se pueden apreciar una serie de efectos que influyen de manera negativa en el área protegida. Algunas especies de animales han buscado refugios más lejanos siendo prácticamente escasa la posibilidad de observarlos y otros van disminuyendo su cantidad sea por la caza de que fueron objeto o por las dificultades que encuentran en determinados lugares, para su reproducción. Este panorama se acrecienta paulatinamente por acción de la juventud "moderna" que va provocando otros tipos de contaminación como por ejemplo el excesivo volumen de los aparatos de sonido que utilizan, alterando la tranquilidad del lugar.

Por otra parte, la contaminación del aire por el humo de las quemas, va provocando una serie de cambios en el comportamiento de algunas especies animales y vegetales por alteraciones en el clima y el rompiemiento de los ciclos y cadenas tróficas. De la misma forma como producto de las quemas que se realizan, se pierden inexorablemente una serie de microorganismos del suelo y pastizales.

Debe señalarse también, que un problema que va creciendo en el Santuario y las comunidades aledañas, es la erosión genética de los recursos, debido a la introducción de ciertas variedades de cultivos con el afán de conseguir mayores rendimientos.

18.4 Actividades Humanas y Uso Actual de los Recursos

18.4.1 Actividades de Extracción

En toda la sierra del Perú, el recurso forestal nativo, de por sí escaso, y está sujeto a un acelerado proceso de degradación y extinción a causa de la acción antrópica. La situación es particularmente crítica en la cercanía de concentraciones demográficas y donde las formaciones boscosas o arbustivas son de fácil acceso. Un ejemplo de esta situación, es la ciudad de Abancay ubicada al pie del Santuario Nacional de Ampay, cuya población en los últimos diez años prácticamente se ha quintuplicado, llegando sobrepasar los 70,000 habitantes.

Entre los principales factores que atentan contra el Santuario, tenenemos:

  • La casa furtiva de las especies protegidas dentro del Santuario, especialmente del "venado gris" (Odecoileus virginianus) y la "vizcacha" (Lagidium peruanum).
  • La recolección ilegal de flora, especialmente de las orquídeas del Ampay, así como ramas y arbolitos de "intimpa" para las fiestas navideñas.
  • Tala indiscriminada de otras especies arbóreas y arbustivas, para su comercialización como leña en la ciudad de Abancay.
El empleo de leña y carbón vegetal sigue siendo de importancia para la satisfacción de las necesidades energéticas (cocción de los alimentos, fabricación de ladrillos, la forja etc.) de los pobladores de la región. Las limitaciones financieras, como la existencia de hábitos de consumo energético bastante arraigados son obstáculos para el cambio de la tecnología tradicional, consumidora de madera de los bosques.

Alrededor del 80 % de la leña es utilizada en la elaboración de pan, preparación de chicha, asado de pollos, cocción doméstica de alimentos y calentamiento de agua, así como el 100% del carbón de madera es empleado en trabajos de herrería y sastrerías para el planchado de ropa; hacia los fines de la década pasada la leña y el carbón provenían de los bosques naturales y matorrales de los alrededores de la ciudad.

En un año la población urbana de Abancay consumió cerca de 6 mil toneladas métricas de leña, de las cuales el 60 % fue destinada al uso doméstico. Las panaderías utilizaron 24%, distribuyéndose el resto entre las chicherías (6 %), yeserías (5 %), pollerías (4 %), ladrillerías y fábricas de tejas (3 %).

De la misma forma, la demanda de carbón vegetal, ha afectado fuertemente al bosque de Ampay, terminado incluso con bosques nativos enteros en la región. Así de las 42 toneladas métricas de consumo total de carbón en 1987 a nivel urbano de Abancay, casi el 70 % fueron empleadas por las herrerías, 18 % por las anticucherías, 9 % en las sastrerías, 3 % en pollerías y el resto por otros consumidores (Rainer Hostnig, Ciro Palomino D.).

18.4.2 Agricultura y Pastoreo

En 1962 se declaró, por necesidad y utilidad pública, la expropiación de terrenos de los fundos "Maucacalle" y "Sahuanay" integrantes de la hacienda "Yllanya", autorizándose a la Junta de Fomento de la Pequeña Propiedad de Apurímac a la conducción de venta de la parcela a sus colonos y arrendatarios.

Las 710 has. de estos fundos en su conjunto, fueron inicialmente adjudicados a 81 campesinos, quienes en 1985 constituidos en la Cooperativa Agraria de Producción Maucacalle-Sahuanay, reciben el título de propiedad. Años más tarde ante el fracaso de la gestión empresarial, deciden modificar la conducción de sus tierras a parcelas individuales, culminando su gestión con el otorgamiento de títulos individuales a unos 152 beneficiarios, dentro de un área de más de 187 has., que comprendió básicamente al fundo "Maucacalle", quedando a favor de la Unidad de Conservación del Santuario Nacional Ampay, los sectores de Supayhuayq’o, Ch’uyllurpata, Laguna Chica, T’astapata, Negromonte y otros del fundo "Sahuanay" de 518 has. de extensión

La forma de uso de estas tierras, básicamente en la parte baja de las lagunas y sus alrededores, se realiza mediante la quema del bosque para ampliar la frontera agrícola, especialmente para el cultivo de papa; luego de una campaña abandonan el terreno y se proponen quemar otra parte del bosque para roturar nuevas tierras. La actividad agrícola es estacional y los productos son destinados al auto consumo.

Según el piso ecológico, cultivan maíz, papa, olluco, oca, mashua, habas y tarwui. Las áreas agrícolas dentro del Santuario se encuentran en los sectores de Tuturpampa, Umaq’ata, Chupapata, Negromonte, Q’orhuani, Ñacchero alta y Supayhuayq’o, con una extensión de terreno de tres a cuatro hectáreas por familia. (Hostnig &Palomino, 1995).

Los terrenos no están irrigados, no existen canales ni acequias, el trabajo agrícola en esta zona depende fundamentalmente de las lluvias. El sistema de trabajo lo constituye al "ayni" -intercambio de trabajo por trabajo- como relación social de producción. Las herramientas empleadas son el pico, lampa, yunta y rejilla (especie de lampa en la que se reemplaza la hoja por una punta de mental) y como fertilizante se usa el estiércol del ganado vacuno.

La baja producción agrícola está dirigida al autoconsumo y como semillas para nuevas siembras.

En Antabamba baja se cultivaba maíz y alfalfa, mientras que en Antabamba alta haba maíz y papa. Se trabaja por jornales de S/. 5.00, y las herramientas que se usan son el arado de palo, pico, y lampa, usando abono natural parta la fertilización del suelo (Diagnóstico de Julio César Postigo M.,Aldo Gironda M. , Guillermo Salas C.).

En la parte alta del Santuario, es decir en las inmediaciones de la laguna grande y al pie del nevado, la hacienda mantenía colonos dedicados especialmente al pastoreo de ganado ovino, así como "yerbateros" (arrendatarios de pastos) que tenían pequeñas crianzas de ganado vacuno y caballar.

En 1967, fueron calificadas solo cinco familias dedicadas a la actividad ganadera dentro del área de pastoreo, sin embargo no se llegó a calificar a personas y/o familias como usufructuarias poseedoras de tierra para tal fin, dentro del bosque del Ampay.

La actividad económica más importante, es la crianza de vacunos con dos a quince cabezas de ganado por familia y la crianza de caballos, cerdos y ovejas en menor cantidad (Hostnig & Palomino, 1997).

La ganadería se complementa con la actividad agrícola mediante el uso del estiércol, el reciclaje de la chala del maíz en época de cosecha ó como una manera de tener capital para la educación de los hijos y situaciones de emergencia.

El ganado permanece en las partes altas entre agosto y mayo, bajando en los meses de junio y julio a comer la chala del maíz.

El predominio de la actividad ganadera, orientaba de alguna forma la producción agrícola; tal es así que se puede observar grandes extensiones de terreno dedicadas al cultivo de maíz y alfalfa, en las comunidades aledañas al Santuario (Postigo, Gironda, Salas 1,997).

18.4.3 Carreteras y Trochas

En el área de influencia del Santuario, se puede considerar carretera solamente a un pequeño tramo de la carretera Panamerica-Abancay-Cusco, que une los distritos de Abancay y Tamburco, con una distancia aproximada de dos kilómetros.

Entre las trochas carrozables que interconectan las comunidades aledañas, podemos mencionar:

  • Abancay-Qarqatera-Minune: Que parte del lugar denominado Arco ubicado en el primer kilómetro del tramo Abancay -Tamburco y que en dirección noroeste pasa por las cercanías de las comunidades de Pantillay, Umaccata, Ccaccsa, Qarqatera y Facchacpata, llegando finalmente a Minune. En determinados lugares de su recorrido, tiene ramificaciones que conectan las comunidades de Umaccata, Huayllabamba y Maucacalle. La extensión total es de 65 km.
  • Abancay-Estación Ecológica: Que parte del mismo punto que la anterior y recorre por un costado la comunidad de Maucacalle, se dirige hacia Sahuanay para llegar finalmente a la Estación Ecológica. La extensión total es de 4.5 km.
  • Abancay-Qorhuani: Parte del mismo punto que las anteriores pasando por la comunidad de Sahuanay, se dirige hacia Antabamba alta y Sicllabamba, terminando en la comunidad de Qorhuani. Tiene una extensión de 6 km.
  • Abancay-Tamburco-Kerapata: Que parte de Abancay pasa por el distrito de Tamburco, Antabamba baja, Bancapata para llegar finalmente a la comunidad de Kerapata. Su extensión total es de 6 km.

  •  
18.4.4 Actividades Turísticas

Considerando la definición de turismo que restringe este concepto a los desplazamientos realizados fuera del lugar de residencia con una permanencia mayor de un día por motivos de ocio y recreación, podríamos considerar que del total de visitantes locales que ingresan al Santuario Nacional de Ampay solo el 6% practican turismo debido a que permanecen más de 24 horas para acampar. A pesar de esto, el intenso flujo de visitantes que recibe aun no tiene implicancias económicas ni sociales favorables percibibles y si produce impactos negativos ambientales observables. El restante 94% de los visitantes locales del Santuario permanecen dentro del área menos de 24 horas y aprovechan el tiempo de su visita para realizar actividades recreativas que no son compatibles con una propuesta de ecoturismo. Según el diagnóstico de la Actividad Turístico Recreativa en el Santuario Nacional de Ampay (Peralta, 1997) se determinó que las principales actividades realizadas por los visitantes locales al Santuario Nacional de Ampay son: la practica de deportes (39%), escuchar música (21%) y el estudio (12%), siendo los deportes realizados futbol y voley. El 11% de los visitantes consideraba que la actividad principal que realizaba al entrar al Santuario era subir al nevado, el 4% tomar licor y 7% de los visitantes señalaron otras actividades.

Las visitas que actualmente se realizan al Santuario se pueden clasificar en tres grupos:

Visitas organizadas para estudiantes, caracterizadas por la coordinación y guía dentro del área, a cargo de profesores de los centros educativos en coordinación con INRENA. Estas visitas suelen congregar a un alto número de participantes y se realizan principalmente en fechas asociadas a celebraciones por la naturaleza. La coincidencia de centros educativos que realizan estas visitas y el alto número de participantes pueden generar impactos aun no medidos en los caminos y las áreas de mayor visitación.

Visitas organizadas para investigadores, realizadas en coordinación con INRENA y orientadas estudio de alguna característica del Santuario.

Visitas espontaneas, constituyen la mayoría de las visitas al Santuario y las realizan principalmente los jóvenes de Abancay y Tamburco durante los fines de semana, las actividades desarrolladas durante su permanencia en el área son esencialmente de recreación.

Cabe destacar que hasta la fecha no se han organizado servicios turísticos asociados a visitas al Santuario Nacional de Ampay.

18.4.5 Actividades Científicas

Entre las actividades científicas que requiere el Santuario Nacional de Ampay, podemos considerar de necesidad prioritaria las siguientes:

-Completar los inventarios de la diversidad biológica en cuanto a:

  • Flora vascular
  • Flora no vascular
  • Fauna en general
  • Ecosistemas
  • Interacciones más sobresalientes entre planta y animal.
  • La paleontología del Ampay (Registro fosilíferos).
-Establecer un centro de interpretación ambiental adjunto a la estación ecológica que contenga un museo de Historia Natural.

-Formular un Programa de Educación Ambiental para autoridades, guardaparques e instituciones incluyéndolo en los contenidos curriculares para estudiantes de todo los grados y modalidades.

-Procurar publicaciones periódicas para la difusión de los valores científicos naturales y bellezas escénicas del Ampay.

-Restaurar ecológicamente las áreas más críticas del bosque a través de programas de reforestación a partir del conocimiento de la biología de las especies del área.

-Poner un valor de importancia ecológica al Ampay, como regulador de las condiciones climáticas y regímenes hidrológicos que beneficien a los poblados de la microcuenca de Abancay.

-Zonificar el Santuario para su mejor manejo y administración. 

Regresar al Plan Maestro del S. N. de Ampay